ZMA

Bs F255.000,00

El ZMA es una revolucionaria fórmula patentada que combina zinc, magnesio y vitamina B6 en concentraciones específicas y en formas especiales que ayudan a aumentar las hormonas anabólicas y la fuerza en atleta

Descripción

El ZMA es una revolucionaria fórmula patentada que combina zinc, magnesio y vitamina B6 en concentraciones específicas y en formas especiales que ayudan a aumentar las hormonas anabólicas y la fuerza en atleta. Para tener mejores resultados en un nivel más óptimo, es importante ampliar los horizontes y mirar a los suplementos como el ZMA.

Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico:

Casi todo el mundo ha tenido la siguiente ocurrencia; se siente enferma, o piensa si puede o no ir al gimnasio para hacer el entrenamiento. La regla general es que si te la persona se siente bien del cuello para abajo, se es capaz de seguir ese entrenamiento, pero si duele el cuerpo, el movimiento se siente lento, y salir de la cama se siente como un entrenamiento en sí mismo, será mejor entonces que pase ese período de entrenamiento y se descanse.

Este tipo de sucesos es demasiado frecuente y se debe pensar poner un amortiguador a la capacidad de entrenar bien, así que se tiene que hacer lo que se pueda para mantener el sistema inmunitario fuerte y mantenerlo con regularidad.

Un estudio que fue publicado por la Wayne State University School of Medicine sugiere que los suplementos de zinc tienen un efecto positivo en la disminución de los niveles de estrés oxidativo reduciendo la inflamación en todo el cuerpo. Dado que uno de los principales componentes de ZMA es el zinc, es preferible añadir al plan nutricional este suplemento que proveerá una mayor probabilidad de alejar el resfrío común, así como cualquier otra enfermedad que puede tratar de suprimir el sistema inmunológico.

Prevención de las deficiencias nutricionales:

Otra razón para considerar la adición de ZMA a la dieta diaria se debe a que el zinc resulta ser uno de los nutrientes que muchas personas no logran acumular mientras consumen una dieta mixta normal. Las mayores fuentes de zinc están en las ostras, patas de res, cangrejo y carne de cerdo, alimentos que normalmente no son comidos con mucha frecuencia.

Un estudio publicado en la revista Nutrition evaluó la ingesta de alimentos en general, la composición corporal y perfil bioquímico de los deportistas de resistencia y encontró que mientras el consumo global de proteína eran suficientes entre los atletas, se quedaban cortos en este nutrientes clave, el zinc es el principal. Otros nutrientes que se reportan como faltantes en general on el magnesio, potasio, vitamina E y calcio, y todos que juegan un papel importante en la contracción muscular. Y si no se está recibiendo en un volumen adecuado estos nutrientes, se podrá notar un acarreo negativo sobre el rendimiento deportivo.

Las pérdidas de zinc durante el ejercicio:

Otro de los factores importantes que afectan los niveles de concentración de zinc en el cuerpo para aquellos que están involucrados a entrenamientos intensos es la pérdida de zinc a través del sudor. Un estudio publicado en International Journal of Sports Nutrition and Metabolism mostró que el hierro y el zinc se pierde a través del sudor durante una sesión de ejercicio de 1 a 2 horas.

Los investigadores encontraron que mientras las pérdidas de hierro fueron controlados de sólo 3% y 1% para los hombres y mujeres en términos de hierro, la pérdida de zinc era mucho mayor llegando a un total de 9% y 8% de la necesidad mínima diaria.

Esto demuestra que después de una dura sesión de entrenamiento se puede ver pérdidas mucho más altas de zinc por el sudor del cuerpo que otros minerales, e implica la necesidad de reemplazo. El cuerpo puede tener métodos de conservación en el lugar de mantener el hierro en el cuerpo durante el ejercicio, sin embargo el mismo no puede desacerse del zinc.

El zinc y los niveles de testosterona:

Es muy bien sabido que la testosterona es una de las hormonas más predominantes para actuar en el cuerpo con respecto a la construcción de músculo. En términos generales, cuanto mayor sea el nivel de testosterona que se tiene en movimiento a través del cuerpo, mayores serán las posibilidades de sintetizar la masa muscular magra.

El zinc es un mineral que se vincula directamente a la testosterona en los hombres, por lo tanto ayudará a un impacto positivo en la evolución general. En un estudio publicado en el diario de ciencias de la reproducción humana, comentó que los investigadores descubrieron que un consumo de 5 mg por día incentivó mayores niveles de testosterona presentes en el cuerpo. La mayoría de los productos de ZMA en el mercado contienen un buen nivel del mineral, por lo que debe ser fácil alcanzar esta dosis a través del uso del suplemento.

Promueve la hormona tiroidea:

La última razón para agregar ZMA es porque los estudios han demostrado que la suplementación de zinc puede ayudar a aumentar las concentraciones de ambas hormonas tiroideas y la testosterona, tanto en reposo y después del ejercicio extenuante.

Un estudio examinó el impacto de la suplementación con zinc por vía oral durante cuatro semanas en hombres previamente sedentarios y encontró que después del periodo de cuatro semanas con ejercicio en bicicleta ysuplementándolos con zinc, los niveles de la hormona tiroidea y la testosterona no eran tan bajos como antes.

Una poderosa combinación:

En una reunión del Americán College of Sports Medicine, se presentó una investigación inicial sobre la combinación zinc-magnesio (30 mg de aspartamo monometiono de zinc, 450 mg de aspartato de magnesio y 10,5 mg de vitamina B6) y un placebo, en donde 12 personas se suplementaron con magnesio-zinc, y 15 con placebo. Después de 8 semanas, se midió la fuerza en un equipo isocinético, concluyéndose que la fuerza aumentó en un 12% al 18 % en el grupo suplementado con magnesio y zinc, y sólo de un 5% a un 9% en el grupo del placebo.

Así mismo, los niveles de testosterona libre y total se incrementó en un 34% y un 32% en el grupo suplementado, mientras que en el grupo de placebo hubo un descenso del 10% y el 11%. Las concentraciones del factor de crecimiento IFG-1 semejante a la insulina aumentó ligeramente en el grupo que consumió magnesio-zinc en un 4%, y se redujo en un 22% en el grupo del placebo, y aunque no se comprobó que aumenta la masa muscular y baja el volumen de grasa; el incremento de la IGF-1 y la testosterona es un buen signo.

PRESENTACIÓN: 
90 cápsulas